Artículos del mes: junio 2012

La duda: Intento ser conservador y restaurar estos incisivos laterales tan comprometidos o realizar exodocias e implantes... En un primer momento pensé solucionar el caso con cirugía, pero después de estudiar detenidamente el caso, incluido el CBCT, cambié de opinión. La extracción-implante la dejo como segunda opción, debido a que la pérdida ósea apical y vestibular de los incisivos laterales, su posición mucho más hacia palatino con respecto a los incisivos centrales y unas coronas clínicas 2 mm más altas que los incisivos centrales, podría empeorar después de las extracciones; además en el caso de fracasar mi primera opción (conservadora) siempre podre regenerar y colocar implantes y encontrarme en una situación mejor que como me llegó el caso. En caso de optar en primer lugar por la opción exo-implantes, y en el caso de que los resultados no sean los desados, solucionarlos es bastante más complicado, y las complicaciones pueden ser mucho mayores.

Este caso muestra un fracaso endodóncico en un 11-21 con reabsorción apical en un paciente varón de 40 años; en el CBCT podemos ver la reabsorción del 11 y la ausencia de hueso a nivel de los ápices. Usamos el MTA como material de obturación, que nos permitió en una sesión sellar correctamente los ápices, y vemos a los 3 meses remodelación apical. El paciente está asintomático y el caso evoluciona de manera favorable

La complejidad en el manejo del diente fisurado se encuentra en la dificultad del diagnóstico y en la complejidad de transmitirle el mismo así como el pronóstico al paciente (aunque la ayuda del microscopio clínico operatorio y la cámara de fotos pueden facilitarnos un poco la situación). El odontólogo debe tener en cuenta que una fisura puede aparecer en cualquier paciente en cualquier situación

La mayoría de los primeros molares mandibulares presentan dos raíces con dos conductos mesiales y uno distal. Estos dos conductos mesiales pueden confluir o bien acabar en dos foraminas diferentes. En la raíz distal, solemos encontrar un conducto generalmente, aunque en algunas ocasiones podemos encontrar un segundo conducto. Sin embargo, la anatomía del primer molar mandibular pude ser muy variable, ya que podemos encontrarnos incluso con tres conductos mesiales o tres distales.

El término de síndrome de diente fisurado fue descrito por primera vez por Cameron en 1964. Puede definirse como un plano de fractura de profundidad desconocida iniciada en la corona y que atraviesa la estructura dentaria y que se extiende subgingivalmente, que puede progresar y comunicarse con el espacio pulpar y/o el ligamento periodontal. Esta puede extenderse a través de una o ambas crestas marginales y también por las superficies proximales.

En casos de ápice abierto con o sin necrosis y grandes diámetros apicales el MTA es sin duda la mejor opción. Nos permite en una sóla cita sellar el ápice abierto, aunque previamente en caso necróticos es recomendable una cura con Hidróxido de Calcio quimicamente puro. El "truco" en estos casos es tener todo correctamente a la longitud adecuada, desde el transportador de Mta hasta los pluggers. Después de hacer un par de incrementos podemos hacer una radiografía para comprobar que estamos colocando el material en la posición ideal.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información

ACEPTAR
Aviso de cookies