Paciente con edema y dolor en zona canina superior derecha, remitida para extracción de un supuesto resto radicular que es el origen de la infeccción. El CBCT descartó la presencia de ningún resto en el hueso a ese nivel. Una infección producida por un pelo enquistado en la nariz fue el verdadero origen del problema, que se resolvió con un drenaje y legrado del quiste folicular.

Son muchas las ocasiones en las que los pacientes acuden al odontólogo demandando un tratamiento estético de un diente del sector anterior que se encuentra oscurecido debido a un traumatismo. Debemos tener en cuenta que como resultado se puede haber visto afectado el complejo pulpar, por lo que el tratamiento estético deberá complementarse previamente con un adecuado tratamiento de conductos.

No hay retratamiento sencillo, siempre que voy a comenzar uno pienso lo mismo, “a ver que nos encontramos…”. Es muy común en mi práctica diaria encontrarme con escalones en retratamientos. Estos se producen generalmente por un manejo incorrecto del anterior odontólogo el cual no fue capaz de permeabilizar y negociar adecuadamente el conducto en primera instancia. Suele ser bastante efectiva la técnica que empleamos para resolver este caso, que consiste en angular una lima K de 15 los 2-3 mm apicales 45º, llevarla hasta el escalón y realizar movimientos suaves rotando la lima hacia los lados hasta encontrar la entrada del conducto.

◉ Escrito por P. Castelo en Eventos.

Sin comentarios

Este caso es un retratamiento de un primer molar superior con fracaso endodóncico. Presentaba además de lesión apical una perforación a nivel del suelo de la cámara. Aprovechamos este caso para comentaros nuestro paso por Cadiz en el congreso anual de la AEDE (Asociación Española de Endodoncia), donde estuvimos los integrantes del Máster de Endodoncia y uno de los alumnos Pablo Fernández se trajo el premio al mejor póster de investigación!

El primer molar mandibular suele presentar dos raíces, una mesial y otra distal. Generalmente presenta tres conductos, (61.3%) aunque también puede presentar cuatro (35.7%) o inco (1% de los casos). En la literatura se han llegado a describir casos de incluso 7 conductos. La bibliografía ha descrito varias clasificaciones en cuanto a la morfología que podía presentar este molar. El caso que ahora presentamos concuerda con el tipo IX descrito por Gulavibala en 2001.

Lesión apical en relación a los dientes 41 y 42, con una pérdida ósea vertical y movilidad en ambos. A la palpación se podía notar el defecto óseo, tanto en vestibular como en lingual, coincidiendo con una zona de transparencia en la encía entre ambos dientes. El origen: trauma oclusal en lateralidad!, se realizó tratamiento endodóncico y la eliminación de la interferencia con tallado oclusal. La paciente dos años después, y con una férula de descarga mejoró considerablemente, aunque la curación aun no es total.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información

ACEPTAR
Aviso de cookies