Artículos de la categoría: VIDEO

Años después de un traumatismo el diente 21 comenzó a molestar. En el estudio radiográfico y TAC se comprobó su calcificación hasta casi el ápice. La dirección en el sentido Mesio-Distal se puede comprobar radiográficamente, pero no en sentido Vestíbulo-Palatino. En un CBCT intrasesión pudimos corregir la dirección y completar el tratamiento endodóncico. El 11 se endodonció sin mayor problema y se blanqueó el 21 con perborato de sodio.

Paciente que remitieron con una apertura amplia intentando buscar la raíz disto-vestibular de un Radix Entomolaris, el suelo estaba a punto de la perforación. Se le pidió un CBCT que permitó encontrar la entrada del conducto. Se le colocó MTA en la base y se reconstruyó mediante una endocorona de composite

Gran lesión apical relacionada con tratamientos endodóncicos previos en los dientes 36 y 38, con movilidad y dolor. Se nos planteó la extracción como solución; aunque el problema era el compromiso mandibular y riesgo de fractura debido a la pérdida de hueso en esa zona; así que se optó por intentar “mejorar” la disponibilidad de hueso con una posible curación endodóncica; rev a 8 meses.

La duda: Intento ser conservador y restaurar estos incisivos laterales tan comprometidos o realizar exodocias e implantes... En un primer momento pensé solucionar el caso con cirugía, pero después de estudiar detenidamente el caso, incluido el CBCT, cambié de opinión. La extracción-implante la dejo como segunda opción, debido a que la pérdida ósea apical y vestibular de los incisivos laterales, su posición mucho más hacia palatino con respecto a los incisivos centrales y unas coronas clínicas 2 mm más altas que los incisivos centrales, podría empeorar después de las extracciones; además en el caso de fracasar mi primera opción (conservadora) siempre podre regenerar y colocar implantes y encontrarme en una situación mejor que como me llegó el caso. En caso de optar en primer lugar por la opción exo-implantes, y en el caso de que los resultados no sean los desados, solucionarlos es bastante más complicado, y las complicaciones pueden ser mucho mayores.

Muchas veces es difícil la localización de los conductos por la pérdida de las referencias anatómicas. En este caso,no encontraba el conducto palatino y se realizó un CBCT entre las dos sesiones, para ver si la localización del mismo. El Tac reveló que la entrada del conducto estaba a 2,5 mm a palatino de donde lo estaba “buscando”.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información

ACEPTAR
Aviso de cookies