Endocorona en 14

Escrito el por P. Castelo en Endocoronas, Reconstrucción.

En muchas ocasiones, para mantener un diente en función, lo complicado no es realizar el tratamiento endodóncico, si no la reconstrucción del mismo. Una buena reconstrucción es tan importante como una buena endodoncia para que el tratamiento dure a largo plazo.

Presentamos un caso de una paciente que presentaba un proceso carioso en mesial de 14 y una obturación antigua de amalgama en distal del mismo diente. Ella nos refiere que le gustaría que le cambiásemos también esta obturación antigua.

Cuando la cantidad de estructura dentaria que falta es considerable y afecta a ambos puntos de contacto, la reconstrucción directa en clínica no es el tratamiento de elección. En estos casos debemos optar por una endocorona o bien por una corona metal-porcelana. La endocorona es un tratamiento conservador, que nos permite obtener unos puntos de contactos adecuados y una integración estética muy buena. Otra ventaja que tenemos al realizarla es que si con el paso del tiempo quisiésemos realizar una corona, todavía estaríamos a tiempo de realizarla. Además, si no nos gusta algún aspecto de la endocorona la podemos modificar, como en este caso y añadir resina sobre la misma.

Antecedentes:

–       Pruebas térmicas: Estímulo doloroso al frío durante 10 segundos

–       Palpación: Negativa

–       Percusión/Mordida selectiva: Negativa

–       Sondaje periodontal: Normal

–       Transiluminación: Normal

–       Radiografía: Zona radiolúcida en mesial de 14 concordante con un proceso carioso.

–       Movilidad: Ausencia de movilidad.

Diagnóstico: Pulpitis irreversible por lesión cariosa profunda.

Grado de dificultad de la endodoncia: Dificultado mínima

Tratamiento endodóncico:

–       Instrumentación: Mtwo hasta 25.06

–       Irrigación: Hipoclorito de sodio al 5.25% y EDTA al 17%, activación del irrigante con PUI

–       Medicación intermedia: No

–       Obturación: Thermafil 25 ambos conductos

–       Citas/duración: Tres citas: 1ª de endodoncia de 60 minutos; 2ª de pre-reconstrución, tallado para incrustación y toma de improesiones, 40 minutos; 3ª de cementado de la misma, 30 minutos.

Reconstrucción postendodóncica:

–       Necesidad de alargamiento coronario: No

–       Paredes afectadas/ tejido dentario remanente: Se ven afectadas las paredes mesial, oclusal y distal.

–       Tipo de rehabilitación: Se decide realizar una endocorona con protección cuspídea para evitar posibles fracturas de las paredes remanentes. Al cementar la misma, no nos gusta el aspecto estético vestibular de la misma. Con ayuda de una fresa redonda de bola realizamos un surco en la zona de unión diente-endocorona, sobre la misma añadimos composite y obtuvimos una integración estética mas adecuada a nuestras expectativas.

    

 

Deja un comentario

(Su email no será publicado)

*

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información

ACEPTAR
Aviso de cookies