Gran lesión apical en piezas 45-46. La importancia de un correcto diagnóstico

Escrito el por M. Ruíz Piñón en Grandes lesiones apicales.

Antecedentes:
–    Pruebas térmicas (-)
–    Palpación (+)
–    Percusión/Mordida selectiva (+)
–    Sondaje periodontal (-)
–    Transiluminación (-)
–    Radiografía (lesión grande en dientes 45-46)
–    Movilidad (-)

Diagnóstico: periodontitis apical crónica.

Grado de dificultad: Media

Tratamiento endodóncico:
–    Instrumentación:
46: Manual limas K de acero del 10 para permeabilizar el conducto; preflaring manual hasta un 20.. Después ProTaper SX, S1, S2 y F1 y F2 mecánico. Siempre manteniendo la permeabilidad apical con una lima de pasaje de 10.
45: Para retratamiento usé ProTaper F1 nueva a 300 rpm, no fue necesario el uso de solventes; luego hasta ProTaper F3 para acabar de conformar el conducto.
–    Irrigación: Na OCl 5%, EDTA liquido al 16%. Irrigación pre-obturación usando activación con limas ultrasónicas del nº 15 de Satelec.
–    Medicación intermedia: Hidróxido de Calcio 10 días.
–    Obturación: Root Canal sealer.
46: Obturadores ProTaper F2 hasta la longitud de trabajo. No lo hice, pero debería haber medido los obturadores  a 1 mm menos de la longitud de trabajo para minimizar la extrusión. En estos casos de grandes lesiones es frecuente que el ápice tenga reabsorción, por lo que si usamos obturadores con carrier, la inserción de estos debe ser más lenta, de igual manera que cuando los conductos son cortos o rectos y un mm menos de la longitud de trabajo. (En estos casos el sistema de obturación de elección sería el System B).
45: System B, y extruder en zona coronal. Como la lesión tenía un componente lateral, es fundamental la irrigación, ya que en ocasiones, esto es un síntoma de un conducto lateral infectado, como ocurrió en este caso. En el caso de usar agujas de salida lateral, es útil orientar la salida del irrigante hacia donde pensamos que puede estar ese conducto lateral para lograr una mejor limpieza.
Decidí no sacar el pin, a nivel coronal, aunque tenía lesión, ya que comprometería la integridad coronal del diente. La lesión curó ya que el aporte bacteriano procedía del conducto radicular y al sellarlo correctamente se resolvió.
–    Citas/duración: 2 cita de 1 hora.
–    Evolución/Resolución del caso: curación. Control a 6 años.
Reconstrucción postendodóncica:
–    Necesidad de alargamiento coronario: No
–    Paredes afectadas/ tejido dentario remanente: 2 paredes afectadas
–    Necesidad de reconstrucción preendodóncica: no.
–    Afectación de cúspides funcionales: Si
–    Tipo de rehabilitación: Obturación de composite y con postes metálicos. Coronas metal-cerámica cuando se curó la lesión.

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

(Su email no será publicado)

*

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información

ACEPTAR
Aviso de cookies